Como hacer mantequilla de marihuana.

Ésta es imprescindible en nuestra cocina para preparar cualquier receta con cannabis. La mantequilla de marihuana es una buena alternativa para aquellas personas que quieran consumir cannabis sin tener que fumar o vaporizar, tanto en uso medicinal como en uso recreativo para darle un toque especial a nuestras recetas y disfrutar de nuestras comidas de una forma diferente.

 

Cabe destacar, el cuidado que hemos de tener con la dosis de este tipo de recetas, puesto que al comer, se aprovecha toda la marihuana, mientras que al fumar solo aprovechamos el 40%. Con esto queremos decir que su efecto psicoactivo es mayor, y que debemos controlar las  dosis que comemos empezando poco a poco.

A continuación, explicamos paso a paso los ingredientes y la forma de preparación.

Ingredientes:

  • 250gr de mantequilla
  • 500ml de agua
  • 15gr de hojas con resina o 5gr de cogollos

Preparación de Mantequilla de Marihuana:

Para elaborar nuestra mantequilla de marihuana no es necesario que utilicemos solo cogollos, podemos hacerlo con las hojas con más resina, o mezclando cogollos y hojas y así guardar nuestros mejores cogollos para fumar.

Lo primero que deberemos hacer será hervir nuestra hierba en agua, a fuego muy suave durante 20 minutos, ya que podemos estar tranquilos que en el agua no suelta el THC. De esta manera conseguiremos quitarle el sabor a clorofila y casi todas las impurezas, dejándolo listo para mezclarlo con la mantequilla.

Una vez tengamos nuestra hierba ya limpia de impurezas, el siguiente paso será hervir la mantequilla en agua al fuego mínimo, siempre evitando que el agua esté en ebullición (recomendamos mantequilla, nosotros hemos probado con mantequilla y margarina y el resultado es muy diferente). Una vez tengamos la mantequilla completamente derretida, procederemos a echarle nuestra hierba. Deberemos tenerlo siempre al fuego mínimo, y no dejar de remover en ningún momento, y veremos cómo poco a poco nuestra mantequilla va cogiendo un color más verdoso. Deberemos remover durante unos 30 minutos, hasta que tengamos una mantequilla uniforme y homogénea.

Cuando estemos seguros de que nuestra hierba ha soltado todo su jugo y que ya tenemos una pasta homogénea y verdosa, es el momento de filtrar nuestra mantequilla con un colador, para asegurarnos que no nos queda ningún tipo de rastrojo.

Deberemos dejarlo enfriarse a temperatura ambiente un par de horas, para después meterlo en la nevera y dejarlo reposar 24h. Nos quedará una capa de mantequilla flotando sobre el agua, con una textura muy similar a que compramos, pero de un color mucho más verde.

Así, ya tendremos lista nuestra sencilla receta y sabremos como hacer mantequilla de marihuana.

(0)

El aceite se puede consumir de forma medicinal o lúdica pero sin tener que recurrir al típico cigarrillo para obtener los beneficios de nuestra planta favorita. La forma de hacer la extracción es muy sencilla, lo que no es tan sencillo es hacerla apta para tu consumo. Antes de consumirla debemos deshacernos de todo el gas que acumule nuestra resina, sea a baño maría,  o con una bomba de vacío que es la mejor opción.

El aceite de marihuana es muy famoso, pero hasta hace poco no hemos descubierto como se hacía y la cantidad de sustancias tóxicas que han fumado o comido los que lo han probado sin purgarle el gas, o han usado un gas con muchas impurezas, el aceite de hace 20 años del que oímos hablar, lo hacían en marruecos con gas butano de bombona naranja, osea imaginen lo que tiene que ver eso con un Gas Clipper 12 veces refinado o con un Gas Colibrí.

No nos envenenemos y aprendamos a hacerlo de forma correcta y lo más limpio posible para nuestro cuerpo.

Materiales:

  • Tubo extractor de borosilicato.
  • Filtros de Papel.
  • Bandeja de pyrex o similar, lo más plana posible.
  • Gas libre de impurezas, no vale cualquier gas, debe estar indicado para hacer extracciones, no de mechero, nunca.
  • Cuchillas de buena calidad.
  • Alcohol para limpiar los materiales.
  • Olla de agua y vitrocerámica (nunca una cocina de gas).
  • Restos de nuestra hierba o tus mejores cogollos, de eso dependerá la potencia, cantidad y calidad de tu extracción.
  • Guantes de tela, no los de goma, los de tela dura.
  • Bandeja de silicona o papel de horno.

 

Primer paso:

Lo primero que haremos será llenar nuestro Roller Extractor o Tubo de Extracción sea el que usemos de la hierba que hayamos preparado, si es en verde sin secar será más clarito, en seco más oscuro, si la dejamos entera sacaremos mejor calidad, si la molemos con el grinder, más cantidad, Ve metiéndola poco a poco y prensando para que no queden huecos, no tengas problema en prensarla, ya que será difícil que aprietes tanto que no pase el gas (nunca llegues a ese extremo, prensa bien pero no te pases con la fuerza, sin huecos pero no demasiado prensado). Una vez lo tengamos lleno hasta arriba lo metemos al congelador y lo dejamos ahí 24 horas junto con el bote de gas que vayamos a usar.

Cuando pasen las 24 horas, debemos poner un filtro de papel del Roller Extractor en la zona por donde va a salir el gas, para que no caigan restos de hierba en tu aceite y solo nos quedará vaciar las botellas en el tubo. Prepara tu bandeja de pyrex, limpiándola con alcohol y papel de cocina para que no queden restos de polvo ni suciedad.

Ahora busca un lugar abierto o zona que no sea dentro de casa por muy grande que sea la ventana, ya que puedes salir volando. Agarra fuerte el tubo con una mano y con la otra ve metiendo el gas por un extremo y espera a que vaya saliendo por el otro, colocándolo en vertical todo el rato. Verás como cuando acabes de echar tu primera botella más o menos empezará a salir el gas por abajo del tubo y deberás ir acumulándolo dentro de la bandeja de pyrex.

Cuando ya acabes de vaciar los botes y no salga más liquido por abajo, veremos que el gas de la bandeja empieza a burbujear, eso es que el gas se está evaporando, pero aunque lo dejemos ahí hasta que ya no haga más burbujas no quedará completamente sin gas, ya que se queda atrapado en las partículas que forman la resina, con lo cual necesitaremos la olla de agua.

Deberemos usar una olla que sea el tamaño justo para poner la bandeja arriba a modo de tapa,

Llena media olla de agua y caliéntala previamente un poco y luego déjala al 2 o al 1 incluso dependiendo.

Coloca tu pyrex encima con lo que tenemos de gas y veremos que de nuevo empieza a burbujear, lo dejamos un ratito así y luego iremos ayudando con la cuchilla a pinchar las burbujas que se resisten, hasta que veas que ya no sale ninguna más. No debes darle un calor excesivo, ya que acabarás pronto si, pero tu extracción perderá mucha potencia y sabor.

Cuando no salgan más burbujas, solo nos quedará rascarlo de la bandeja con la ayuda de las cuchillas. Ve haciendo pasadas con la cuchilla como si fueras un corta-césped en un campo de fútbol, de derecha a izquierda y sin pasar dos veces por el mismo sitio, y cada vez que des una pasada, dejar la cuchilla con el aceite en un papel de horno anti-adherente o en su defecto un mantel de silicona.

Cuando acabemos con todas, solo tendremos que meter el mantelito con las cuchillas 2 minutos al congelador y con la ayuda de otra cuchilla podrás ir despegando el aceite de las otras cuchillas, ya que cuando se enfría se convierte en algo más sólido y que se trabaja mejor que a temperatura ambiente donde no se puede tocar siquiera. Acumúlalo todo en el centro de un papel de horno y mételo al congelador de nuevo, sácalo a los 2 minutos y ve haciéndo una sola bola con todo el aceite para poder guardarla en un botecito de silicona, si ves que se convierte en pegajoso antes de acabar ve metiéndolo en el congelador un minuto hasta que consigas hacer la bola.

Ya tenemos nuestro aceite listo para su uso medicinal, puedes disolver 1g de éste aceite en 30ml. de aceite de Oliva y usarlo en forma de gotas en la comida, con el cual con 1 sola gota puedes notar los efectos. Si quieres fumártelo puedes untarlo en un cigarro o porro con la ayuda de una aguja,  o si lo quieres vaporizar en una pipa de agua con clavo de titanio y que tenga buen sabor tendrás que purgarlo algo más.

Lo aplastaremos lo máximo posible con el papel de horno o el mantel de silicona y deberemos meterlo en una campana con una bomba de vacío. Después de 1 a 3 días, veremos como nuestro aceite a cogido otra consistenciamás dura y manejable, que tendrá 0% de restos de gas y de la que disfrutarás al máximo su sabor al vaporizar.

Ahora ya sabes como hacer aceite de marihuana sin intoxicarte y sin perjudicar tu salud. Recordamos que es de vital importancia que hagamos la parte del gas en la calle.

 

 

(0)

 Aquí encontraras una receta muy fácil para que logres prepara una muy buena leche de marihuana , buena suerte!

Nota: A la hora de elaborar leche de marihuana, es importante saber que podemos utilizar marihuana alta en THC y/o marihuana alta en CBD. También es importante saber que si utilizamos hojas secas con un cierto porcentaje de resina, el efecto será menor que si utilizamos flores de marihuana.

Ingredientes

  1. 20-30 gr de hojas secas con resina o de 2-5 gramos de marihuana curada por cada litro de leche
  2. 1 Litro de agua embotellada
  3. 1 Litro de leche entera

 Materiales

  1. Recipiente de cristal para conservar la leche
  2. Olla
  3. Colador fino

leche de marihuana

Primer paso: limpiar!

El primer paso antes de comenzar con la elaboración de la leche de marihuana, es la limpieza de la materia vegetal para conseguir eliminar el máximo de la clorofila que contiene. Al eliminar la clorofila se consigue que el sabor final sea menos amargo, por lo que es más fácil y agradable consumir la leche de marihuana. Además también eliminamos insectos, huevos de insectos, restos de suciedad como polvo, tierra y restos de productos aplicados de forma foliar.

Al limpiar la marihuana con agua, los Cannabinoides se degradan o se pierden, esto es erróneo. Los Cannabinoides son hidrófugos, por lo que al entrar en contacto con agua no sufren ningún tipo de variación en su estructura y mantienen su forma si mezclarse con este líquido. Sin embargo sí que son liposolubles, lo que quiere decir que si se mezclan con grasas o aceites grasos, la resina y por lo tanto los cannabinoides, van a quedar contenidos en la materia grasa utilizada para ello, la cual en este caso se trata de leche entera.

Cómo limpiar la marihuana para hacer leche.

Para realizar este proceso necesitamos una olla, un colador, un litro de agua embotellada y la marihuana que vayamos a utilizar.

  • Paso 1: prepara la olla, introduce la marihuana seca y el agua embotellada.
  • Paso 2: coloca la olla en el fuego y espera hasta que comience a hervir.
  • Paso 3: una vez ha comenzado a hervir, baja el fuego y mantenlo sin hervir durante 10 minutos.
  • Paso 4: después de que hayan transcurrido los 10 minutos, es el momento de retirar la olla del fuego, colar la materia vegetal con la ayuda de un colador y enjuagar con un poco de agua fría. Intenta no manipular demasiado la materia vegetal.
  • Paso 5: una vez hemos escurrido el agua de la marihuana, es el momento de dar paso a la preparación de la leche de marihuana.

Elaboración de nuestra leche.

Para elaborar la leche de cannabis necesitamos tener lavada la marihuana a utilizar (como bien hemos explicado anteriormente) una olla, una paleta de cocina de madera y una botella de cristal para guardar la leche.

Una vez tenemos dispuestos los materiales o utensilios necesarios, es momento de ponerse manos a la obra:

  • Paso 1: deposita la marihuana lavada en la olla y añade el litro de leche entera
  • Paso 2: pon la olla a fuego medio hasta que comience a hervir la leche
  • Paso 3: una vez comience a hervir, hay que bajar el fuego y evitar que vuelva a hervir
  • Paso 4: remueve de vez en cuando y evita que la leche se ponga a hervir
  • Paso 5: cocina la leche durante unos 40 minutos
  • Paso 6: después de ese tiempo, retira la olla del fuego, cuela la leche e introdúcela en el recipiente de cristal
  • Paso 7: déjala enfriar a temperatura ambiente y después introdúcela en el frigorífico

Efectos

A la hora de consumir marihuana de forma ingerida, es importante saber que el efecto va a tardar un poco más en hacerse presente y que además el efecto va a ser más intenso y más duradero. Por este motivo antes de sentarse a disfrutar de esta conocida receta cannábica, te recomendamos que tengas estos factores en cuenta.

leche cannabica

En la actualidad existe la posibilidad de poder utilizar infinidad de variedades para la elaboración de leche de marihuana. En este sentido se pueden utilizar cepas índicas, sativas e híbridas productoras de THC, aunque gracias a los avances en la elaboración de nuevas cepas de cannabis, también se pueden utilizar variedades ricas en CBD con distintos ratios.

Vamos a comentar brevemente los efectos que puede producir la leche cannabica según la marihuana utilizada:

Cómo consumir la leche cannábica

A la hora de consumir leche de marihuana rica en THC, lo más recomendable es consumir una pequeña cantidad y esperar a ver el efecto que produce. Con una pequeña cantidad, nos referimos a consumir ¼ de vaso de leche y con esperar nos referimos a 1 hora aproximadamente. Si después de ese tiempo no hemos sentido ningún efecto, podemos volver a tomar otro ¼ de vaso de leche cannábica, así hasta que comencemos a sentir algún tipo de efecto o sensación.

Esta forma de consumir leche de marihuana está recomendada tanto para consumidores habituales, como para consumidores de cannabis ocasionales.

Nota: Consumir leche de marihuana es una excelente alternativa para las personas que buscan un efecto recreativo de gran intensidad, pero lo es más para las personas que quieren obtener los beneficios del cannabis, sin necesidad de tener que combustionar e inhalar su humo.

Cómo conservar la leche de marihuana

 

Conservar leche cannabica no tiene mucho misterio, ya que la tienes que tratar igual que la leche normal. Ten en cuenta el periodo de caducidad de la leche utilizada, mantenla en el frigorífico y cuenta los días desde que elaborastes esta receta. La única diferencia con respecto a la leche normal, es que en este caso contiene cannabinoides y los cannabinoides se pueden degradar. Por ello si puedes utiliza un recipiente de cristal opaco, o cubre la botella de cristal trasparente con algún tipo de forro o material resistente opaco, como el papel de aluminio.

FUENTE:https://www.growbarato.net/

(0)

El sexo y la marihuana

La marihuana, el potente afrodisiaco que incrementa el placer durante el sexo.

El consumir o fumar marihuana supone que causa efectos que permiten volver más sensible a las personas, suele liberar de complejos al momento de desenvolverse en el acto sexual, permite enfocarse más y prolonga los orgasmos. De hecho, en la India se lleva utilizando para rituales tántricos desde hace más de 3.000 años.

¿Cómo podemos aprovechar la marihuana para tener mejor sexo?

En primer lugar, los efectos de la marihuana no son totalmente predecibles y dependen mucho de la variedad, de la situación y de las personas. La marihuana no causa igual efecto fumado que cocinado, así como las diversas variedades tienen distinta concentración de THC, CBD, CBN y otros cannabinoides. Por lo que no se puede afirmar que la marihuana provoca genéricamente MEJOR SEXO.

Recomendaciones

El activista, cultivador y profesional del sector químico, José Miranda coincide en este sentido. «Todos los que somos consumidores habituales sabemos que depende mucho de cada persona e incluso del momento. Además, no todos tenemos los mismos gustos. Mi consejo es que leas, te informes y pruebes por ti mismo qué variedad te gusta más para ese momento y que vigiles las dosis. No queremos terminar babeando encima de nuestro amante, ni contándole nuestras penas, no se trata de eso. ¡Sino de que nos ayude a disfrutar aún más del sexo!»

La Marihuana y su relación con la Oxitocina, la «molécula del amor»

Según la columnista sobre sexo Lisa Kirkman, tanto el coito como la marihuana nos hacen liberar oxitocina, la ‘molécula del amor’, una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. «La marihuana en general aumenta la sensibilidad, la percepción del cuerpo y funciona como desinhibidor. Dicho esto, las sativas funcionan muy bien para las parejas que busquen aumentar su placer.

sexo y marihuana

¿Cual es la mejor Marihuana para el sexo?

Pero, ¿Qué variedad elegir? ¿Índica o sativa? Según Lisa Kirkman, «las sativas tienen la propiedad de contraer los músculos por lo que mejoran el rendimiento». Los usuarios de Icmag (International Cannagraphic Magazine) también coinciden en que las sativas funcionan mejor porque tienen efectos vigorizantes y no te tiran para abajo como las índicas. Sin embargo, algunos apuestan por los híbridos o por fumar pequeñas cantidades de índica para disfrutar sus efectos relajantes.

Según Kirkman, las variedades con ratios alrededor del 70/30 funcionan mejor que las 100% índicas o sativas. Las variedades puras pueden provocar efectos extremos como somnolencia en el primer caso y paranoia en el segundo.

  • Para un efecto energético: recomienda una sativa con THC moderado como la Skunk #1.

  • Para un efecto relajante: vendrá muy bien una indica como la Blue Cheese.

el sexo y la marihuana

 

 

La viagra de las mujeres.

El THC es la viagra de las mujeres. Sin embargo, la marihuana no solo puede servir para aumentar el placer del coito sino para curar disfunciones sexuales. De hecho, la medicina ayurvédica la utiliza para tratar la impotencia y aumentar la libido. Para estos propósitos, las sativas van mejor. Sin embargo, existen casos en los que una índica puede venir bien, sobre todo si el usuario sufre de neurosis, ansiedad o dolor físico.

Esta es la razón por la que muchos de los que han probado la marihuana con fines eróticos destaquen, sobre otros efectos, un incremento de la sensibilidad en todas las zonas del cuerpo.

Fuente: www.dinafem.org

 

semillas de marihuana a granel
semillas a granel
(0)

La Duce Girl Scout Cookies

Girl Scout Cookies. Es un cruce híbrido entre OG Kush y Durban Poison cuya reputación superó rápidamente las fronteras de su California natal. Con un aroma dulce y terroso, Girl Scout Cookies te propulsa hacia los niveles más altos de euforia, en los que la relajación corporal plena conecta con un viaje cerebral más allá del tiempo y el espacio. Continue Reading…

(0)

El Agua ideal para tu cultivo de marihuana

Como todos los seres vivos necesitamos de agua para vivir, es un elemento con el cual se genera la vida desde microorganismos imperceptibles a simple vista, en las plantas es sin duda un elemento que no puede faltar, pero que debe ser administrado con precaución a fin de no sobrecargar la planta y provocar un deterioro por alta humedad en el ciclo de crecimiento de la planta, Continue Reading…

(0)