Como preprara Aceite medicinal de cannabis

Aceite medicinal de cannabis

Aprende a preparar el Aceite medicinal de cannabis. La marihuana ha sido utilizada por pueblos milenarios para distintos aspectos, pero uno de los más importantes es el medicinal.

Actualmente se realizan muchos estudios para separar las sustancias que nos favorecen para especificas necesidades y distintas enfermedades.

Dentro de ellos las sustancias más importantes son los cannabinoides (THC, CBD, etc), los cuales ayudan a tratar una decena de enfermedades que están comprobadas científicamente.

¿Cómo podemos extraer estos cannabinoides de tal manera que sea posible hacerlo en casa?

No es tan complicado y se puede hacer extrayendo un aceite que contiene altos indices de cannabinoides, pero nos enfocaremos en producir aceites con espectro más altos en cannabidiol (CBD), para eso te enseñaremos como prepararlo: los materiales y que hacer con ellos paso por paso.

Materiales

  • Un lugar con cocina y ventilación ya que se trabaja con productos inflamables.
  • Ventilador.
  • 1 Metro de tela de algodón.
  • 2 Ollas.
  • Sartén con más superficie que las ollas para hacer el “baño maría”.
  • Cuchara de madera.
  • Espátula.
  • Papel de mantequilla.
  • Una gramera.
  • Cogollos secos trozados con alto porcentaje de CBD (idealmente cultivados por ti).
  • Suficiente alcohol de alta pureza como el “Everclear” ó Etanol (99,9% de pureza) para cubrir la marihuana (No utilizar alcohol para consumo humano, como por ejemplo el isopropílico ni el de farmacia)
  • Termómetro para cocinar sobre 250 grados F.

Materiales opcionales:

  • Toallas con alcohol para limpiar.
  • Aceite de coco orgánico.
  • Mantequilla de cacao al 100%.

aceite medicinal de cannabis

Pasos a seguir para hacer aceite medicinal de marihuana

  1. Calentar agua en el sartén hasta que comience a hervir para el “baño maría”.
  2. Vierte el alcohol en una olla con los cogollos secos y trozados hasta que estén cubiertos completamente.
  3. Mezclar el alcohol y cogollos por 1 ó 2 minutos.
  4. Colar la mezcla de alcohol y cogollos vertiendo en la tela de algodón para filtrar sobre la segunda olla. Una vez vertida la mezcla, cierras la tela y estrujas lo máximo posible sobre la segunda olla.
  5. Para este paso te aconsejamos ventilar muy bien el lugar y abrir las ventanas ya que evaporaremos el alcohol.
  6. Tomamos la olla con el alcohol y los cannabinoides que filtramos anteriormente, poniendo la olla sobre el sartén con agua hirviendo, para cocinar a “baño maría”. El baño debe durar hasta que el alcohol se evapore y se vea un aceite tan espeso que cuando se gire la olla este no escurra. Hay que estar siempre atento para que no se vaya a quemar nuestro aceite.
  7. Pesar el papel mantequilla en la gramera / pesa antes de utilizarla para verter el aceite antes preparado.
  8. Extraer el aceite de la olla con una espátula hacia un papel de mantequilla que ya fue pesado.
  9. Pesar el aceite en la gramera para saber que dosis estamos produciendo.
  10. Paso Opcional: Hay que cocinar mezclando bajo cierta temperaturas el aceite con la mantequilla de cacao o el aceite de Coco (El aceite funciona bien por sí solo, pero el aceite de coco o la mantequilla de cacao ayuda a nuestro cuerpo a procesar mejor el aceite). Cocinar por mucho tiempo y/o muy caliente puede reducir la potencia de nuestro aceite por lo que sugerimos buscar las temperaturas de descarboxilación de cannabis. Esto es opcional, ya que hay personas que prefieren más el aceite de cannabis puro.

Cuando limpies los restos de aceite de cannabis no tires lo que sobró, es mejor mezclarlo con aceite de coco para preparar queques o cualquier tipo de alimento en un futuro.

¿Cómo guardar el aceite cannabis medicinal?

Absorbe con las jeringas el aceite cannabis medicinal. Así te resultará fácil de usar. Absorbe lentamente el aceite cannabis medicinal con la jeringa de plástico. Si no tienes jeringas suficientes, puedes guardar el sobrante en un recipiente hermético de vidrio. El ambiente donde guardas tus jeringas y recipiente hermético debe ser seco y oscuro.

1. Estimula el Sistema digestivo

El consumo de aceite de cannabis dispara la liberación de hormonas promotoras del hambre.

Fumar marihuana aumenta el apetito (coloquialmente conocido como “el bajón”), el aceite esencial de cannabis también puede estimular su sistema digestivo. Esto es útil para las personas que están tratando de ganar peso, especialmente después de una enfermedad o lesión.

2. Disminuye el estrés y la ansiedad

El tratamiento cannabinoide después de experiencias traumáticas puede ayudar a prevenir el deterioro inducido por el estrés.
A menudo, parece como si el estrés y la ansiedad son sólo una forma de vida, con la carrera, la familia y la vida social aparentemente imposible de equilibrar.
Los cannabinoides en el aceite de cannabis pueden relajar la mente, reducir el estrés , y traer una sensación de calma y paz para el cuerpo.

Un estudio publicado en 2013 encontró que el tratamiento con cannabinoides después de experiencias traumáticas puede ayudar a prevenir el estrés, deterioro inducido y regular la respuesta emocional a un trauma.

3. Reduce el dolor

Los estudios muestran que el cannabis medicinal puede ayudar a mejorar los niveles de dolor y estado de ánimo.

¿Curiosidad acerca de cómo utilizar el aceite de cannabis para el dolor? Desde hace tiempo se reconoce como un remedio para el alivio del dolor.
El aceite de cannabis puede aliviar la inflamación y el dolor crónico; De hecho, muchos pacientes con fibromialgia y cáncer que se someten a quimioterapia a menudo usan el aceite de cannabis para ayudar a hacer frente a la situación.

4. Puede ayudar a prevenir y tratar el cáncer

El aceite cannabis medicinal puede beneficiar a pacientes con cáncer mediante la inducción de la muerte de células cancerosas y cortando el suministro de sangre al tumor.
Aunque la investigación todavía está en curso, el aceite de cannabis se considera una opción en el tratamiento y prevención del cáncer.
El uso de aceite de cannabis en la prevención o el tratamiento del cáncer puede ayudar a reducir el tamaño del tumor y aliviar la debilidad, dolor, náuseas y falta de apetito.
Otros informes de casos han encontrado que el aceite de cannabis es una alternativa de quimioterapia no tóxica que aumenta la vitalidad en pacientes con leucemia linfoblástica aguda.

5. Se usa para tratar el asma

El THC en el cannabis se cree que mejora la respiración en pacientes asmáticos.

Fumar marihuana también puede ayudar a los ataques de asma tranquilos, según un estudio publicado en la Revista Americana de Enfermedades Respiratorias en 1975.

El THC en el cannabis se cree que mejora la respiración en pacientes asmáticos. El aceite de cannabis, por otro lado, puede mejorar los síntomas del asma sin los efectos secundarios potenciales de fumar .

6. Ayuda a mejorar el sueño

El THC puede ayudar a reducir las interrupciones del sueño y mejorar problemas de respiración durante la noche.

Los efectos calmantes del aceite de cannabis pueden ayudar a reducir la inquietud y ansiedad en las personas que están tratando de dormir.

El THC en el cannabis es responsable de ayudar a pacientes con insomnio y otros a dormirse más rápido.

Otros beneficios para la salud

El THC se ha utilizado para tratar las náuseas y vómitos en pacientes con cáncer desde la década de 1980.

El aceite de cannabis también se piensa para tratar el síndrome de Dravet y aliviar dolores de cabeza y migrañas.
Otras condiciones que pueden ser tratadas con aceite de cannabis incluyen la esclerosis múltiple, la esquizofrenia y la osteoporosis.

FUENTE: http://comocultivo.com/

semillas de marihuana a granel
semillas a granel